Caracas, Al lado del Parque del Oeste, avenida Sucre, parroquia Sucre
Distrito Capital: Lo Construido. Sede del rectorado de la UPEL y Liceo Miguel Antonio Caro


El Grupo Escolar –actual sede rectoral de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador– y la Escuela Normal Miguel Antonio Caro –llamada hoy Liceo Miguel Antonio Caro–, forman parte de un conjunto de edificaciones, junto con la Escuela Anexa Miguel Antonio Caro –antiguo Internado de la Escuela Normal y las viviendas para profesores–, aún cuando parecen ser proyectos independientes. Este complejo escolar constituye un caso particular dentro de los proyectos para la enseñanza de la educación primaria del reconocido arquitecto Luis Malaussena en Caracas, entre los años de 1945 y 1946. En cuanto a los edificios del Grupo Escolar y de la Escuela Normal ocupan una parcela de grandes dimensiones dentro del Parque del Oeste Jóvito Villalba.

Las dos edificaciones conforman una plaza de acceso, cuyo frente principal da a la avenida Sucre de Catia. Otro volumen que destaca corresponde al auditorio que sobresale en altura e importancia entre los demás. El edificio de estilo moderno, ocupa un lote rectangular, alargado, dispuesto en sentido oeste-este. Está formado por una serie de pabellones que se unen linealmente por sus extremos y se agrupan alrededor de una secuencia de tres patios alargados. El edificio consta de dos conjuntos de pabellones de aulas agrupados en forma de peine, ubicados en extremos opuestos –al este y al oeste– de un cuerpo central que contiene el auditorio, áreas administrativas y demás servicios. Los pabellones de aulas están servidos por corredores que se abren hacia jardines dispuestos paralelamente a ellos y cerrados en sus extremos por pérgolas, lo cual contribuye a generar una adecuada respuesta al problema climático y ambiental, sumado a la ventilación cruzada de las aulas, generosos aleros y la orientación óptima que se le dio a todas las aulas.

 Es esta característica la que diferencia a este conjunto de otros de esquema típicamente académico, pues éste no se encuentra ajeno de su contexto, combinando muy bien sus espacios abiertos a la naturaleza de los elementos estructurales y ornamentales inspirados en la tipología colonial. Otros rasgos notables de estas construcciones lo constituyen las generosas dimensiones, tanto ancho como la altura, de los corredores internos y el excelente trabajo de algunos techos de madera, gran parte de los cuales están resueltos con cerchas muy bien elaboradas entre las que destacan las que salvan las luces del auditorio principal del colegio. Un aspecto a resaltar es la integración de la edificación con las áreas verdes del exterior, vinculadas a los terrenos del Parque del Oeste.  




Instituto de Patrimonio Cultural (IPC)


Fecha: 25/04/2010
Extraído de Abrebrecha.com