Móvil    Nacionales    Internacionales   Regionales   Económicas   Deportivas    Culturales     Educación     Ciencia     Videos      PSUV   

   República Bolivariana de Venezuela
   18/12/2017 - 10:40 AM

   Dominios: .com | .net | .info
   
Publica en Abrebrecha.com | Regístrate

Buscador Abrebrecha
 

Fundación Para el Desarrollo Cultural del Estado Vargas / Lee las noticias en Abrebrecha Móvil (www.m.abrebrecha.com)
Parroquia La Guiara: Puerto, Casco Colonial, Fuertes e Historia

SECCIÓN / Fundación para el Desarrollo Cultural del Estado Vargas





Blog de Silvio Rodríguez
segundacita.blogspot.com






Imprimir


Envía un email



Parroquia La Guaira
 
Historia

Se piensa que la población de La Guaira y su puerto nacieron a consecuencia del despoblamiento de Caraballeda en 1587, como consecuencia de la protesta de sus habitantes contra las arbitrariedades del Gobernador Don Luis de Rojas; pero La Guaira se fue formando sola, respondiendo a una necesidad comercial de tener un buen sitio de embarques y desembarques que reuniese las condiciones mínimas para la operación de navíos, muy cercano al camino que la unía con Caracas, y que fuese de fácil defensa contra las frecuentes incursiones de corsarios y piratas a la costa central venezolana. Don Diego de Osorio, aparece como “fundador”, porque fue en su Gobernación donde se comenzaron a construir importantes instalaciones y se le dio el carácter de puerto de Caracas.

El comandante de la escuadra española de Santo Domingo, Don Diego de Osorio, fue enviado como gobernador de la provincia de Venezuela, luego que la autoridad del Gobernador Rojas fuera cuestionada por los pobladores, para quienes éste era persona no grata. De hecho, Rojas quebrantó el derecho de la población a elegir sus Regidores.

Se dice que el puerto fue fundado el 29 de junio de 1589, fecha algo arbitrario tomando en cuenta que no existe ningún documento al respecto. Se tomó el día 29 de junio por ser el día de San Pedro esa fecha, santo bajo cuya advocación fue fundada la primera iglesia de ese poblado Don Diego de Osorio fundaría La Guaira como puerto más accesible a la ciudad de Santiago de León de Caracas. El año 1589 se tomó como año de su “fundación”, porque ese año fue cuando arribó las costas de La Guaira el nuevo Gobernador don Diego de Osorio, para encargarse del Gobierno de la provincia de Venezuela.

Durante su fundación, y después del ceremonial protocolar, se realizó el tradicional trazado de los pueblos, dos calles de naciente a poniente, la ubicación de las chozas, de las bodegas y el levantamiento de una barraca en donde funcionaría la iglesia provisional. Algunas casas comenzaron a dar forma al nuevo conglomerado que apenas era una ranchería al principio. Los trabajos del puerto propiamente dicho fueron muy sobrios... sólo se fabricaron en él unas bodegas que sirviesen para asegurar la carga de los naos, después poco a poco se fueron levantando algunas casas y agregándose allí algunos vecinos.

Para atender a la defensa del puerto, se pensó rápidamente en el emplazamiento de fuertes con suficiente material de artillería para garantizar eficaz rechazo a la acometida de invasores.


Fuerte San Carlos

Su construcción data de 1769, según proyecto del Conde Roncalí. Sin embargo, para su construcción se utilizaron los cimientos y algunas partes de otro fuerte que según Enrique Rivodo existió allí desde 1604. El fuerte está diseñado en forma de estrella.

Fue decretado Monumento Histórico Nacional en 1876.
 


Fuerte El Vigía

Fue construido a principios del siglo XVIII, por Don Francisco Alberreo. Desde allí se anunciaban por medio de repique de campanas y enarbolando banderillas la llegada de los buques al puerto, su vista es impresionante.

Casco Colonial de La Guaira

El 29 de junio de 1589 Don Diego de Osorio y Villegas funda la población de San Pedro de La Guaira. Hoy en día se pueden apreciar en esta hermosa parroquia las construcciones civiles con sus fachadas de imponentes portales, amplias ventanas con balaustrados de madera.


Museo Armando Reverón

Este museo está ubicado en la Parroquia Macuto, que sirvió de inspiración a Armando Reverón, cuya morada (Castillete) fue transformado en museo a partir de 1974. Este lugar fue construido por el célebre pintor con sus propias manos, quien llevó una existencia excéntrica en su rancho de paja rodeado de piedras, acompañado de monos, muñecas de trapo y otros animales.
La Fundación Museo Armando Reverón posee como colección una selección de pinturas originales y un gran número de objetos fabricados por el artista. La selección recoge las diferentes temáticas que trató Reverón a lo largo de su vida: grupos familiares, El Playón de Macuto, Puerto de La Guaira, escenas del interior de El Castillete, las muñecas, El Caney y la luz reverberante del trópico.

Dirección: Está ubicado en la Av. La Playa, Sector Las 15 Letras.
 
Almacén la Pólvora

Construido en 1590 por Diego de Osorio y Villegas, servía para almacenar pólvora, municiones y artillerías de la época. Entre la Pólvora y el Vigía se da inicio al antiguo Camino Español a Caracas. Fue decretado Monumento Histórico Nacional en 1976.


La parroquia de La Guaira tiene mucho aporte en lo que es el ámbito cultural, aquí tienen como tradición celebrar el Velorio de Cruz de Mayo, el día de San Pedro, la llegada Los Reyes Magos, además la parroquia cuenta con grandes agrupaciones dancísticas, teatrales, musicales, también cuenta con grandes músicos, músicos populares y artesanos.

Aunque la manifestación cultural que es celebrada en gran parte de las comunidades de la parroquia de La Guaira es la celebración de La Cruz de Mayo.
 
Cruz de Mayo

La festividad de la Cruz de Mayo fue traída a esta parte del continente americano, al igual que otras celebraciones tradicionales, por los sacerdotes y conquistadores españoles, quienes conmemoraban el 3 de mayo, el hallazgo en el año 324, por parte de Santa Elena, madre del emperador Constantino, de la cruz donde murió Cristo, sin embargo estudiosos de las costumbres europeas aseguran, que antes de este suceso, los pobladores de ese continente, realizaban rituales para festejar la llegada de la primavera.

La cruz tiene su fiesta conmemorativa el 3 de mayo, mes durante el cual se hacen actos en su honor en distintas regiones de nuestro país.

En muchos lugares las cruces que se encuentran en sitios públicos se adornan con flores y papeles de colores. Durante estas fechas, cofradías y particulares preparan altares donde se coloca la cruz y se la ofrenda con flores, frutas y cirios encendidos, en agradecimiento por preservar la salud y la fertilidad.

Con el paso de los siglos, se convirtió en una de las tradiciones más arraigadas en el imaginario popular, que le incorporó para hacerla más vistosa y alegre elementos culturales indígenas y afro venezolanos, propios de cada región del país, que convirtieron la devoción española en los Velorios de Cruz de Mayo, tradición que se repite año tras año para propiciar buenas cosechas. En la festividad, tal como se conmemora en varias regiones de nuestro país, la cruz adornada con cintas y papeles de variados colores, no simboliza el sufrimiento del martirio de Jesús. Al contrario invita a los devotos a la comunicación, a la reunión, al canto y a la música, y el salón donde es colocada se transforma en espacio para elevar peticiones y plegarias en el mes de las flores, de la Virgen y del inicio de las lluvias, propiciadoras de la fertilidad de la tierra.

Con la alegría, los creyentes manifiestan en forma alegórica el deseo de eliminar a Jesús el dolor de su crucifixión. Los preparativos de la fiesta se inician desde finales del mes de abril, cuando los devotos comienzan los preparativos para "vestir" y adornar la cruz, de acuerdo al gusto de las personas particulares, las sociedades y de las cofradías que en nuestro país tienen a su cargo los pormenores de esta tradición. Una vez "vestida", la cruz se coloca en un altar, adornado con flores, cirios encendidos y eventualmente las imágenes de San Antonio de Padua, las Ánimas Benditas y el Niño Jesús.

Los velorios se realizan en los salones principales o patios de viviendas, en plazas u otros sitios públicos. Asimismo se improvisan altares en caminos, casas particulares o locales donde funcionan Sociedades de la Cruz. Al comenzar la celebración los asistentes reunidos en torno al altar inician el acto con sus ofrendas y flores mientras rezan por la prosperidad de las cosechas y por la salud de los enfermos; así como también para alejar las epidemias que azotan los campos y para protegerse del Maligno o Diablo. Las invocaciones a la cruz, van seguidas de un rosario cantado y los versos que anunciarán los cantos.

Estos cantos convierten el velorio en una animada fiesta comunitaria. En la región central se canta principalmente la fulía, y se recitan décimas a la cruz. En los velorios de cruz no se acostumbra a bailar por tratarse de un acto solemne y ritual. Sin embargo hay velorios que devienen en bailables. Para lograr este objetivo la cruz objeto de veneración, se guarda, se voltea o se cubre con una sábana, para que los asistentes puedan danzar sin remordimientos. De esta forma en la costa central se baila tambor y en los llanos y en oriente se baila joropo.

El símbolo de la cruz cristiana coincide con algunas de las creencias indígenas en las cuales ésta es "el madero sagrado" que representa el árbol de la vida, de las flores y de las frutas. Es por ello, dentro de los rituales que se realizan en honor a la cruz, se manifiesta agradecimiento y se hacen peticiones relativas a la necesidad de lluvia para los campos; se rinde homenaje a la naturaleza y se da la bienvenida a la que se espera sea una época de buenas cosechas.
 

Música

Los instrumentos acompañantes en los Velorios de Cruz varían según el lugar geográfico. En oriente, los cantos de galerones y fulías se acompañan con cuatro, guitarra, bandolín o bandola oriental, maracas y tambor cuadrado. En la región central predomina la fulía que consta de una parte cantada por hombres y mujeres en cuartetos octosílabos, y otra parte recitada por los decimistas de la región, quienes componen décimas y versos de salutación a la cruz. Generalmente, se toca la tambora de velorio o tamborita, acompañada por la charrasca y las palmadas de los presentes.

En el llano, los cantos de velorio se conocen como tonos de velorio y son cantos polifónicos, a tres voces masculinas (alante, contracto y tenor). El instrumento principal que se toca durante los velorios llaneros es el cuatro. En algunos lugares de la costa central del país se utiliza una flor o palma como testigo para indicar a los presentes quién es el cantante solista que entrará después de cada coro. Hay otras regiones en donde los cantantes simplemente siguen un orden en sentido de las agujas del reloj.








Visitas: 14822
Actualizado cada 6 horas

Fecha: 31/10/2010
24 portales con información de cada región




Abrebrecha.com, Portal Web de Noticias.
Nuestros dominios: www.abrebrecha.com | www.abrebrecha.net | www.abrebrecha.info
Correo Electrónico: prensaabr@gmail.com